14 de agosto de 2012

Ubaldo Fillol, el mejor


Comparaciones odiosas o épocas distintas no dejan de confirmar que elegir una figura (individual) del fútbol es sólo una apertura a la discusión. No obstante sí puede conformarse un cuadro de honor, un selecto grupo de jugadores llamados a marcar épocas y distinguirse del resto. En ese "altar" ponemos a Ubaldo Matildo Fillol.

Tal como el mismo Pato Fillol afirma "por lo que leí y escuché hay que reconocer a Amadeo Carrizo... yo no lo ví y me perdí de aprender..."

Tal como Juanky Jurado (periodista de El Gráfico) y sólo por pertenencia generacional y sin ánimos de agitación alguna, lo ponemos como "el mejor arquero visto".

Hablar de Fillol hoy, a 22 años de su retiro, podría ser la enumeración de defectos ausentes, de técnica impoluta o concepto total. Incluso, sin exageraciones que suelen honorificar el pasado, nos animamos a decir que si el fútbol argentino padeció la era pos Maradona, el arco del fútbol argentino padeció (y aún padece) la era pos Fillol.

Nunca, desde la salida de Fillol del fútbol profesional, Argentina volvió a tener un arquero indiscutible, solvente, unánime. Las dos décadas de su ausencia permitieron ver bloopers (a nivel internacional inclusive), errores conceptuales cuasibásicos, pifias inexplicables e inseguridades contagiosas en el arco argentino.

Entonces tener a Fillol en el arco era tan soberano escollo para el rival como descanso táctico para el compañero defensor y problema resuelto para el entrenador. Atajador y de reflejos incomparables. Volador y sencillo. Dedicado, profesional y duro de roer a la firma de cada nuevo contrato, el Pato fue el mejor arquero que nos tocó ver.


Debutó en Quilmes el 1 de mayo de 1969 (foto) comiéndose (nada menos que) media docena en la derrota (3-6) ante Huracán: "Ese mal comienzo me hizo fuerte para el resto de mi carrera deportiva y para mi vida personal. Gracias a todos los que me ayudaron en ese momento".


Después de 57 partidos en Quilmes (foto) pasó a Racing (1972), donde su nombre empezó a hacerse definitivamente grande (tapa).


En River (foto arriba) brilló durante 10 años (1973-1983) ganando 7 títulos (incluso el inolvidable de 1975, primero de una serie histórica que rompía la famosa sequía riverplatense de 18 años). En esa década jugó tres mundiales (1974, 1978 y 1982) siendo elegido el mejor arquero del mundo en el 78.


"El abrazo del alma", la icónica foto tomada por Ricardo Alfieri (padre) apenas terminada la final del Mundial 78 (Argentina 3 Holanda 1) lo tiene como actor secundario junto a Alberto Tarantini.


Si bien se fue de River (para nunca más volver) su identificación con el club de Nuñez (y luego con Racing) es imborrable. Pasó efímero por Argentinos Juniors, Flamengo (Brasil) y Atlético Madrid (España) para luego volver a Racing (1987), donde ganó la Supercopa (1988), reconoce el mejor partido de su carrera (vs River en la semifinal de la Supercopa) y ya no veía bien los tiros libres nocturnos.


Se retiró en Vélez en 1990 a los 40 años. En aquel último partido (foto arriba), jugado el 23 de diciembre de 1990, cuidó el arco contra River y ataja un penal, quitándole a su ex equipo la vuelta olímpica. Ese día los medios de prensa lo calificaron con 10 puntos y además consiguió el récord de penales atajados en el fútbol argentino (26), mérito que comparte con Hugo Orlando Gatti, sin que se le computen los penales atajados en las definiciones del torneo '88 - '89; penales atajados en Copas Libertadores y en la Selección Argentina.



Fue considerado por medios argentinos como el "Mejor Arquero de la Historia del Fútbol Argentino" y por periodistas de todo el mundo como el "Mejor Arquero de la Historia de Sudamérica".



Después de varios años apareció un Messi para tratar de secar la nostalgia maradoneana. Pero aún, el arco argentino, no encontró la sombra de Fillol.
.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No hay duda, el mejor arquero de la historia.
Que siempre se critique a un jugador de fútbol por no hablar bien... no cuenta. Son jugadores de fútbol.
Pero lo que hace Fillol en radio nacional, es una patada en lo huevos!!!!
Si se la dá de comentarista o "periodista" deportivo, que estudie, hijo de puta!!!
Es autorreferencial, un embole, dice pelotudeces y solo habla de él como sifueran grandes verdades.
Es un buchón de compañeros y ademas habla para el culo!!!!!
Por favor!!!... es un bruto de mierda!!!!.. Pronunciá alguna "S" la puta que te parió!!!!

Anónimo dijo...

Que pelotudo resentido el del comentario anterior!!

Anónimo dijo...

El pato Fillol. El mejor arquero/portero de la historia MUNDIAL. Quien le hace sombra? La pelota que le saca al holandes A 1 metro en una FINAL MUNDIAL no tiene parangon. Sin duda sera dificil ver un portento como Fillol otra vez.