7 de mayo de 2013

El niño Messi en el potrero argentino.


07.05.2013 - La historia de Lio Messi tiene muchos condimentos del mítico sueño americano en lenguaje hispanoamericano. Privaciones, destierros, sacrificios, apuestas y sueños fueron el respaldo a un talento desigual. Messi nunca dejó de adaptar al entorno las desventajas de su mínimo físico. Viendo el vídeo de su niñez futbolística no deja de sorprender tamaña destreza en semejante frasco chico.

La comparación con Maradona es inválida y recurrente. Nacionalidad, talento, distinción y poca altura parecen lugares comunes. Lo mejor, nos parece, es encontrar y sumar diferencias. ¿Podemos notar otra a partir de este vídeo? ¿Podemos inferir que el ensayo y la repetición son caracteres fundamentales en el desarrollo futbolístico de Messi? Cómo metáfora, ¿puede denotarse que mientras Messi afinaba su unipersonal y fantástico dribbling, Maradona (aburrido de golear) practicaba puntería al nido del árbol de atrás del arco?


.

1 comentario:

TUTO dijo...

Es increíble lo de este chico, como jugaba ya desde pequeñin.

Me encanta tu blog, ya soy seguidor y me gustaría que tu también lo fueras del mio.

http://golypunto.blogspot.com.es/