16 de enero de 2011

Jugadores ingleses siguen evadiendo impuestos.


16.01.2011 - El reciente fallecimiento de María Elena Walsh (81) reflotó, a manera de reconocimiento, las notas y reportajes menos antiguos a los que la escritora accedió antes de recluirse en su enfermedad. En uno de tantos (2008), ella sostuvo que “soy muy pudorosa, muy inglesa…” en referencia a los asuntos de su vida privada.

A esa cáscara de fragancia inglesa que implica pudor, corrección, puntualidad y caballerosidad en inversión al real espíritu británico, nos referimos en esta nota desprendida del Sunday Times, que publica sobre la evasión fiscal de jugadores de la Liga inglesa.

Entre otros, el golpeado Wayne Rooney (Manchester Utd. € 690.000 en dos años), Gareth Barry (Manchester City € 155.000 en dos años), Ashley Cole, Rio Ferdinand y Michael Owen evaden al fisco en complicidad con sus clubes mediante un sistema que les permite pagar un mínimo porcentaje de algunos de sus ingresos.

El porcentaje pagado por algunos ingresos que reciben fue, en algunos casos, del 2%  (algo menos del correspondiente 50%). La firma de dos contratos diferenciados con sus clubes, uno como deportista que recibe un salario y otro por "derechos de imagen" (ingresos procedentes de la venta de camisetas con su nombre) es la raíz de la ingeniería evasora. Los ingresos por "derechos de imagen" se depositan en una compañía de propiedad del jugador sujeta a un impuesto corporativo del 28%.

Un verdadero atentado contra la honorabilidad inglesa que tanta tinta costó a su construcción.

SOBRE LOS DERECHOS DE IMAGEN DEL FUTBOLISTA
.

2 comentarios:

Patota Potente dijo...

¿y por casa, como andamos?

CALIGULA dijo...

La alegría no es solo inglesa...