17 de febrero de 2011

Berlusconi, aquel presidente del Milan.


17.02.2011 - La próxima agenda judicial de Berlusconi (74) viene agitada: el 28 de febrero comparecer (ante los jueces) por el caso Mediaset, el 5 de marzo audiencia preliminar por (el caso) Mediatrade, el 11 (de marzo) por el “presunto” soborno de u$s 600.000 al abogado inglés David Mills para sus falsos testimonios en dos procesos que tramitaban en su contra y el 6 de abril, el afamado caso “Ruby”.
Una finta más en el historial:

1994: condenado a 33 meses de prisión por corrupción de funcionarios de la policía financiera (logró la absolución en 2000).

1995: acusado de financiar con una caja negra la compra de Gianluigi Lentini para el Milan (en noviembre de 2002 se benefició con la prescripción, gracias a una ley que despenaliza parcialmente este delito).

1995: acusado por fraude fiscal cuando adquirió una lujosa casa cerca de Milán (absuelto por prescripción).

1995: acusado de falsear un balance en la adquisición de la sociedad cinematográfica Medusa. Condenado en 1997 a 16 meses. Apeló la sentencia y en 2000 lo absolvieron.

1995: financiación ilegal del Partido Socialista Italiano (PSI) a través de una sociedad off shore, All Iberian. Condenado a 28 meses de prisión en julio de 1998. Poco más de un año después el delito prescribió.

1996: acusado por otro falso balance vinculado a All Iberian (absuelto en 2005).

1998: acusado por corrupción de un juez en la compra de la editorial Mondadori. En primera instancia resultó condenado, pero el caso prescribió mientras tramitaba una apelación.

1998: condenado por el llamado caso SME, causa que se remonta a los años ‘80, cuando habría sobornado a los jueces para bloquear la venta de la sociedad pública de productos agroalimentarios al empresario Carlo De Benedetti, que también estaba interesado en su compra. Absuelto por la Corte de Casación en 2007.



El próximo 6 de abril será, a partir de las 9:30am, en la 4ª Sección Penal del Tribunal de la ciudad de Milán y a instancias de la juez Cristina Di Censo, cuando las jueces Carmen D’Elia, Orsola De Cristofaro y Giulia Tur presidan el juicio contra Berlusconi en el “caso Ruby”.

Las casi 400 páginas del sumario en el juicio que concierne a Karima “Ruby” El Maghour, la marroquí de 18 años que según la Fiscalía de Milán se prostituyó al menos una decena de veces en casa de Berlusconi siendo menor de edad, ofrecen una variada lista de delitos comprobados de los cuales no quedan exentas las podredumbres humanas y las mentiras políticas. El texto filtrado por la prensa italiana revela misoginia, narcisismo, oscuridad, abuso de poder político y, sobre todo, económico.

El caso “Ruby” sobrevuela en la fantasía como la evasión impositiva de Al Capone, talón de Aquiles judicial de Il Cavaliere, quien inició su meteórica y metódica carrera política desde las tribunas del San Siro y las pantallas de Mediaset, uniendo fútbol y medios de comunicación en un poderoso cóctel productor de pan y circo.

“No es tan grave”, diría Javier García (Boca). “Sólo puedo decir que no estoy para nada preocupado, en absoluto” dijo Berlusconi, espejo y guía de sus pollos globalizados Mauricio Macri (Argentina), Joan Laporta (España), Sebastián Piñera (Chile) y Abdalá Bucaram (Ecuador).
.

4 comentarios:

Nanu dijo...

Que joyita de tipo!
Ojala lo metan preso una buena cantidad de años

Garrincha dijo...

Cuanto menos irónico que su sobrenombre haya sido siempre "Il Cavaliere". Imagino que cual Belzebú, es caballero del mal. Un asco.

Saludos!!

Patota Potente dijo...

¿E por la nostra casa como andiammo?

WILDE dijo...

@Patota: tratando de atajar a Macri a tiempo.