27 de noviembre de 2011

En Argentina, la violencia es parte de la cultura del fútbol.


27.11.2011 - Domingo… para descansar, tomar unos mates, leer el diario… de aquí y de allá… New York Times y su nota de título estremecedor (?) “En Argentina, la violencia es parte de la cultura del fútbol”, firmada by Alexei Barrionuevo and Charles Newbery (que no se enteraron de esto). Aquí unos fragmentos…

Empezando por el caso Jonathan Bottinelli, la primera vez que se ve tan crudo el acceso connivencial de las barras, el artículo recorre hechos y cifras que redondean un panorama oscuro.

Con algunos (pobres) matices como la insólita comparación inglesa (“Más de una década después de que Inglaterra finalmente domesticó las bandas errantes de gamberros que devastaban los estadios de fútbol en Gran Bretaña, el ventilador de la violencia relacionada continúa manchando el deporte en la Argentina”), los periodistas mencionan los 257 muertos de nuestro fútbol (desde 1924) y aclaran que la mitad de esos decesos se produjeron durante los últimos 20 años, precisamente cuando (casualmente?) de la mano de Carlos Menem, nuestro país abrazó las políticas neoliberales y las relaciones carnales con Estados Unidos que tantas (negativas) consecuencias trajeron y sigue pagando.


No obstante, Barrionuevo y Newbery no dejan de observar que “los disturbios, en parte, reflejan una sociedad argentina cada vez más violenta, donde la delincuencia callejera ha ido en aumento. Pero mucha de la violencia puede atribuirse a las hostilidades entre las facciones rivales de las barras bravas, versión argentina de los grupos hooligan que utilizan los puños, armas de fuego y cuchillos, y funcionan como mini-mafias. Se involucran en negocios legales e ilegales, incluyendo la venta de drogas, a menudo con la cubierta y complicidad de la policía, los políticos y funcionarios del club, de acuerdo con los fiscales y estudiosos del tema.”

Dando un buen ejemplo (en cambio) en el caso Bottinelli, los redactores cuentan que “el jefe de la barra brava de San Lorenzo, Cristian Evangelista, lideró el ataque de Bottinelli” y que “los jugadores que declararon ante el tribunal se negaron a dar los nombres de los barras implicados, los directivos del club no respondieron a solicitudes de comentarios y después del episodio, el gobierno argentino canceló el siguiente partido de San Lorenzo mientras investigaba funcionarios.”

“Reafirmar el control sobre los fans rebeldes es más complicado que en Inglaterra, dicen que los expertos que han estudiado la violencia en el fútbol argentino… En Inglaterra, los hooligans son hombres de clase trabajadora en busca de una pelea de fin de semana. En Argentina, las barras bravas tienen vínculos con los políticos, la policía y la administración del club y algunos de sus líderes han ganado la admiración de los jóvenes aficionados.”

"Los domingos van al estadio y ondear la bandera del club para apoyar al equipo" - dijo el fiscal Gustavo Gerlero - "Durante la semana que están dando apoyo a los políticos y dirigentes sindicales como trabajadores y guardias por las mismas personas que en teoría debería ser quien los pare."

"Grondona, enfermo últimamente, se negó a ser entrevistado".

(El fiscal) "Gerlero sugirió que el ataque mortal en 2007 a un miembro de alto rango barra brava, Gonzalo Acro, fue provocado por una disputa sobre un corte de la venta del delantero Gonzalo Higuaín por River Plate al Real Madrid por 13 millones de euros. En septiembre, un tribunal de Buenos Aires condenó Alan Schlenker y William, los líderes de una de las barras de River Plate, y tres asociados a la vida en prisión por disparar tres veces Acro cuando salía de su centro de salud. Grondona, en la entrevista el año pasado, afirmó que la idea de que las barras bravas tengan parte sobre la venta de jugadores era absurda".

"Los barra bravas de los mejores clubes, como Boca Juniors (La 12), ganan más de $300.000 mensuales (unos u$s 70.000), con el líder de un grupo que gana $ 15.000 o más por mes, dijo Gustavo Grabia..."

NOTA COMPLETA, NEW YORK TIMES.
.

4 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

la violencia se da en el fútbol porque existe violencia en la sociedad. Si se erradica la segunda, se finaliza la primera.

CALIGULA dijo...

@fernando: es un fenómeno complejo en el que intervienen una diversidad de factores entre los que no está exenta la pobreza.
De ahí nuestra mención al radical aumento de la violencia en Argentina a partir de las políticas abrazadas en la década del 90.
Hay otros factores que completan el combo, muy difíciles de combatir o revertir, por cierto.

Gabo dijo...

No es sólo la violencia de la sociedad como muchos la quieren mostrar.
Nunca vi a 2 tipos agarrarse a trompadas en el cine, o en un teatro.
El fútbol genera su propia violencia, gente no violenta canta "los vamos a matar, no tenes aguate" y demás.

http://blaugranatv.com

CALIGULA dijo...

@gabo: cierto.