20 de septiembre de 2012

Clásico de las Américas: Brasil 2 Argentina 1


20.09.2012 - ¿Qué puede esperarse de un partido de ocasión? De dos grupos de jugadores que, conjugados horas antes (sin formar equipo), se visten y salen a la cancha a la prueba de dar la talla.

¿Qué puede esperarse de un equipo argentino planteado para evitar golpes mediáticos? Una alternativa línea de cinco, dos volantes contenedores con breve llegada (Rodríguez + Guiñazú) y dos desenganchados delanteros (Martínez + Barcos).

Un partido previsible, lento, deslucido, confuso, inconexo, fortuito y sin sentido como el visto: monumento a la cautela, medalla a la carencia de ideas. Volantes (argentinos) concentrados en el esfuerzo de pasar la pelota a un compañero (con desiertos amarillos delante de la línea del balón), defensores encimados y no menos apurados, delanteros en vidriera juntando porotos para una próxima convocatoria (?).

Más allá del poco sentido y menor utilidad del compromiso (firmado por 4 años) ¿No sería loable esbozar un mínimo plan B al resfrío de Messi, un canal creativo (B) desprendido de la inspiración de las estrellas titulares, un ensayo coherente en los vacíos puestos laterales, una coordinada dupla central y/o, cuando menos, un esquema similar al del equipo grande?

¿Cómo probar marcadores de punta cuando se prioriza el temor al ridículo con una línea de tres defensores convertible en línea de 5? ¿Cómo esperar circuitos y tenencia con una plaga de quitadores? ¿Cómo tragar un partido con semejantes ingredientes? ¿Cómo tragar que un entrenador que renuncia a todo esto se de el espacio de convocar y hacer jugar a un jugador de probado desnivel (Funes Mori) en guiño a la amistad con su mayor patrocinador (Passarella) y que, diseñando el mínimo plan de no perder también falla en su ejecución?



Brasil: Jefferson; Lucas Marques, Dedé, Réver, Fábio Santos; Ralf, Paulinho, Jadson; Lucas, Neymar y Luis Fabiano. DT: Mano Menezes.

Argentina: Ustari; Peruzzi, Lisandro López (Vergini), S.Domínguez, Desábato y Clemente Rodríguez; Maxi Rodríguez, Braña, Guiñazú; J.M.Martínez y Barcos (Rogelio Funes Mori). DT: Alejandro Sabella.

Goles: Martínez (´19 ARG), Paulinho (´25 BRA), Neymar (´92 BRA, penal). Árbitro: Carlos Amarilla (Paraguay). Estadio: Serra Dourada (Goiania, Brasil).
.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

N entiendo como puede estar ustari en el arco de la selección, (se lo merece mucho más campestrini bolo)... clemente rodríguez tiene miedo con la pelota loco!.. maxi estas de vuelta, no podes ni caminar... el resto zafa, el planteo casi sale, si salía, este post cambiaba... pero no salió... más no tenes en el futbol local, es un reflejo de la situación actual en él...

CALIGULA dijo...

Anónimo: (Otro) Error. Si lees con atención, el post queda lejos de poner el resultado en primer término, con lo cuál no hubiese cambiado.