8 de mayo de 2013

Cuidemos la Copa Libertadores.


08.05.2013 - El marketing de la MLS viene marchando a velocidad crucero hacia Latinoamérica. Las publicaciones, a veces disfrazadas de noticias, se vienen multiplicando viralmente; una de las últimas sobre la programación de una serie de reuniones en la próxima Copa Confederaciones (2013) de Brasil.

El asunto es abrir la brecha para la entrada de equipos de la Major League Soccer de Estados Unidos (MLS) a jugar la Copa Libertadores de América, el torneo más importante y antiguo a nivel clubes de América.

(La intención) no es novedad. Ya en 2010 el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), el paraguayo Nicolás Leoz, confesó que “estoy intentando que los equipos de la MLS jueguen la Libertadores, hace mucho que los queremos, pero no depende sólo de la Conmebol.”

Entonces el torneo llevaba 13 años contando con la participación de equipos de la Confederación de Fútbol de Norte y Centroamérica (CONCACAF) e incluso Cruz Azul y Chivas de Guadalajara fueron (frustrados) finalistas.

Desde entonces, con fechas tentativas que tocaron todos los años sucesivos, no dejó de fogonearse (mediáticamente) la posibilidad. El sitio oficial de la MLS llegó a publicar los resultados de una encuesta anónima a todos los entrenadores de su Liga, de los que el 78.5% respondieron afirmativamente a la pregunta “¿Está de acuerdo en la participación de los equipos de MLS en la Copa Libertadores?" Sólo tres entrenadores contestaron en negativo.

No deja de ser cierto el crecimiento que viene experimentando la MLS respecto de la organización y la asistencia de público cuya media alcanza los niveles brasileños. Apoyados en señaladas campañas de algunos equipos mexicanos (ahora el Tijuana del Turco Mohamed), los estadounidenses no descansan en pos de darle desarrollo y competitividad a su fútbol aislado a la vez que abrirse nuevos mercados en una América latina atestada de camisetas europeas.

No es difícil desvelar el público interés de la CONMEBOL en invitar a Estados Unidos después de la inyección de dinero recibida desde los gigantes de la comunicación mexicana (Televisa) a partir de la entrada de sus equipos al torneo.

El recibimiento de los equipos mexicanos implica aún la crítica de que como la Libertadores no da ninguna oportunidad de competir en la Copa Mundial de Clubes a los invitados, estos pueden disputar el torneo con equipos muletos.

Marca titula por estos días su nota a Claudio Bieler (flamante refuerzo del Sporting Kansas City) co letras tamaño baño: “Los equipos MLS tienen nivel Libertadores” y el fogoneo continúa.

Bien dijo Nicolás Leoz que “no depende sólo de la CONMEBOL”. El director de Bridgestone, nuevo patrocinador de la copa, Matías Borges, declaró que le gustaría contar con representantes de CONCACAF para la edición de 2014 de la Copa Libertadores de América: “Hemos sugerido la integración de los clubes centroamericanos y del Caribe en la Copa Libertadores 2014 hasta 2017, que es el tiempo hasta el cuál hemos suscrito nuestro patrocinio”.

Matías Borges da por sobreentendida la participación de la MLS y cita el método de “clasificación” por invitación, como ya ocurrió con equipos centroamericanos (Motagua de Honduras y Liga Deportiva Alajuelense de Costa Rica) a la Copa Sudamericana. Y también que su patrocinio, hasta ahora de vencimiento en 2017, merece irrumpir en la organización de un torneo que data de 1960.

En pos de recaudación y rentabilidad vemos hoy que la (aún prestigiosa) Copa Libertadores de América ha bajado tanto su nivel futbolístico como alargado su duración para alejarse a pasos agigantados de lo que fuera una verdadera y dura Copa de Campeones.

Si a esto le sumamos el nivel estadounidense (aun en franco desarrollo) y las distancias que los equipos sudamericanos deberían recorrer en caso de ir a América del Norte (y viceversa) el horizonte parece un poco nublado. Un hipotético viaje desde Porto Alegre a Seattle, casa de los Sounders (uno de los equipos más fuertes de la MLS), por ejemplo, es un viaje de 14 horas sin contar las escalas.

STOP.
.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

POR FAVOR!!! FUERA YANQUIS!!!! NO LOS QUEREMOS! LA LIBERTADORES ES SOLO SUDAMERICANA!!!!!!

Alejandro Carnero dijo...

Nosotros esgrimimos argumentos sólo en defensa del nivel deportivo y la operatividad del torneo.