28 de enero de 2014

Daniel Osvaldo expulsado de Southampton.


La estadía de Daniel Osvaldo en el Southampton inglés se hizo, finalmente, insostenible. Enfrentado a una multa de £ 240.000, el equivalente a seis semanas de salario, si no desaparece del club el viernes próximo (31.01.2014).

Daniel Osvaldo llegó al Southampton (desde Roma) en agosto (2013) por pedido del entrenador Mauricio Pochettino (que lo había dirigido en Espanyol) y su nombre quedó grabado en el club como la transferencia más cara de su historia (€ 15 millones, entonces u$s 20 millones).

Después de cinco meses, un puñado de goles y una adaptación sinuosa, el asunto empezó a embarrarse. En diciembre (2013), cuando Southampton enfrentó a Newcastle por la Premier League (1-1), tuvo lugar una gresca que incluyó también a los suplentes de ambos planteles donde el púgil argentino tuvo su presencia y fue acusado por la FA (Football Association) de “conducta violenta”.

A poco, ya sobre los días de 2014, tuvo un rebrote (de puños y cabezazos) con su compañero portugués José Fonte por lo que, inmediatamente, fue separado del plantel por Pochettino (DT) bajo una suspensión de 15 días. “Southampton decidió suspender a Osvaldo porque su conducta no condice con lo esperado de los jugadores”, publicó la dirigencia del club en su página web.

Anoticiados del caso, Juan Antonio Pizzi (Valencia DT) y las dirigencias del Inter (Italia) y del West Ham United (Inglaterra) se pusieron a estudiar la operación de su pase.

Aunque los $ mandan, por propias palabras de Osvaldo se desprende que el club inglés tendría las menores posibilidades. Ya en octubre (2013), Osvaldo se mostraba paciente en Londres junto a su esposa embarazada, la actriz Jimena Barón, diciendo que “el fútbol inglés es muy físico, frenético y menos técnico que en España”, además de no esconder sus fervientes deseos de “jugar en Boca”.

De allí que el Daily Mirror construya su hipótesis de pelea artificial en pos de la rescisión del contrato que lo une con el Southampton, donde llegó desde la Roma italiana después de pegarle a (su compañero) Erik Lamela (por no habilitarlo), insultar al entrenador entrenador Aurelio Andreazzoli por no incluirlo como titular en la final de Copa Italia perdida con Lazio y enfrentar a la hinchada que mostró banderas en su contra: “los atiendo uno por uno”.



No abriremos juicio sobre razones o justicias en sus pleitos (sabemos de los aires del joven Lamela y de los egos en camarines). Osvaldo (ex Huracán) se perdió jugar la Copa Confederaciones (2013) para la selección italiana por su desmedro profesional. No obstante, reconocido argentino, sigue su derrotero con la certeza de sus elecciones.

1 comentario:

Marco dijo...

Banco a Osvaldo!