13 de julio de 2011

Copa América 2011: Paraguay 3 Venezuela 3.


13.07.2011 - Paraguay y Venezuela empataron (3-3) en el Estadio Padre Martearena (Salta) en el partido más goleado, emotivo y extraño de la Copa América 2011. 

Invirtiendo los papeles de la teoría, Paraguay enfrentaba a una Venezuela ya clasificada (puntera de grupo) con la necesidad de sumar puntos para seguir en la Copa. Y la previa situación atípica pareció meterse en el partido para mostrar a un Paraguay plagado de desconcentraciones y errores imprevistos.

El primero de ellos llegó en el minuto 4 cuando Néstor Ortigoza perdió una pelota en mitad de su campo y Rondon facturó de media distancia: Venezuela 1-0.

El paciente cincel venezolano que vino de revelarse en esta Copa sacó todas las calculadoras a la mesa: Costa Rica volvería a abrir sus maletas y suspender un viaje de regreso que tomaría Paraguay (?).


Tal pasaban los minutos Paraguay iba pero no mojaba ante una Venezuela inmutable que, al cabo, desveló su talón de Aquiles: la pelota parada.

Paraguay no sólo empató sino que revirtió el resultado por este medio: Antolín Alcaraz (´32), Lucas Barrios (´62) y Cristian Riveros (´85) ponían las cosas según manda el libro de historia. Incluso desordenado y constituido como sucesión de errores, el duro oficio paraguayo lograba el resultado (3-1) para discutir el liderazgo de grupo con Brasil y dejar a la “Cenicienta” un escalón debajo.


Pero esta revelada “Cenicienta”, esta nueva, prolija y perseverante “Vinotinto” que, presentada con 5 cambios (Alexander González, Giacomo di Giorgi, Yohandry Orozco, Daniel Arismendi y Salomón Rondón en reemplazo de César González, Juan Arango, Miku, Giancarlo Maldonado y Franklin Lucena), complicó la dialéctica guaraní, siguió buscando aún en tiempo cumplido y tuvo su histórico premio.

Fedor descontó en el minuto 89 y, ya pisando los 93´, en la última jugada del partido (córner), César Farías (Venezuela DT) empujó a su arquero a cabecear. Hecho: Vega bajó el centro de cabeza para que Perozo remate (también de cabeza) y empate el partido.

Así, en tiempo de descuento (en menos de cinco minutos), la Cenicienta se calzó el zapato y resurgió Venezuela para clasificar invicta, superar y dejar a Paraguay, más confundido aun, relegado al tercer puesto.



Paraguay: Villar; D. Verón, Da Silva, A. Torres; E. Vera (70′ J. Santana), Riveros, Ortigoza, Estigarribia (84′ V. Cáceres); Santa Cruz (42′ Haedo Valdez), L. Barrios. DT: Gerardo Martino.

Venezuela: R. Vega; Rosales, Vizcarrondo, Perozo, Cichero; A. González (75′ Maldonado), T. Rincón, Di Giorgi, Orozco (67′ Fedor); Arizmendi (63′ Arango), Rondón. DT: César Farías.

Goles: 4′Rondón (VEN), 32′Alcaraz (PAR), 62′Barrios (PAR), 85′Riveros (PAR), 90′Miku (VEN), 93′Perozo (VEN).

Árbitro: Enrique Osses (Chile). Estadio: Padre Martearena (Salta).
.

1 comentario:

seackeans dijo...

no es un sueño, no es ficcion...es la furia vinotinto que baja desde el norte de la conmebol...viva venezuela!!!esto es solo la punta del iceberg porque la cultura del futbol en venezuela solo crece y crece